20081031

Para vos, para ti, para aquel y para ustedes...

Para todos a los que admiro, para todos los que existen en palabras y oraciones... para todos ustedes con mucho cariño...

El autentico gran escritor no quiere escribir: quiere que el mundo sea un lugar en que pueda vivir la vida de la imaginación.

La primera palabra estremecida que pone por escrito es la del ángel herido: Dolor.

El proceso de poner palabras por escrito es equivalente al de tomar un narcótico.

Las palabras, las oraciones, las ideas, por sutiles o ingeniosas que sean, los vuelos más locos, las visiones más alucinantes, no son sino toscos jeroglíficos cincelados con dolor y pena, para conmemorar un acontecimiento que es intransmisible...

Henry Miller

2 comentarios:

El Aguafiestas dijo...

Ese Henry sí sabía, va vos. Gracias por compartirlo.

Seletenango dijo...

Fuaaaaaaaaaaaaaaaaaa, eso me trae mucho al corazón, esz como un pequeño calmante, o como ese tonel de mantequilla que necesitaba, cuando escribimos es como si un peso se nos quitara de encima!