20180105

Santificaremos los miércoles

Santificaremos los miércoles,
les escupiremos en el ombligo
y removeremos la arena
en su interior
con nuestros meñiques.
Tú te quitarás la ropa
al entrar en la cocina,
y asarás esdrújulas
con un poco de romero.
Yo te observaré
desde el sofá del comedor,
y me cortaré el pelo, las uñas y las venas
para aliñar la siesta.
Y entonces nos miraremos
directamente a los ojos
y las fantasías que elaboramos
a nuestro alrededor se desvanecerán,
y no seremos novios
ni personas.

Y podremos bailar con el ruido
que hacen los planetas
al desplazarse en sus raíles.

**Autor desconocido, si usted conoce la identidad del responsable de este poema, compartalo por favor.

20170829

Una mujer

Una mujer debe tener dinero y una habitación propia si desea escribir ficción.
– Virginia Woolf.